lunes, 12 de enero de 2009

Cabecitas abrigadas.

La mayor parte del calor corporal se nos escapa por cabeza y cuello, manos y muñecas y pies y tobillos.
No puedo abrigarlo todo, pero no pienso dejar que a mis amigas se les enfríen esos cerebritos privilegiados.
Así, que estas Navidades recibieron sendos gorros de lana.
Abrigaos bien.


3 comentarios:

sonia dijo...

quina foto tan guaiiiii.
Ara que fa tant de fred, els hi aniran de conyaaa
passa del règim homeeeeeee, és una manera d'amargar-se l'existència que no val la penaaaaaa
encara que si el fas àniiiiiimmmmmmm

Natalia dijo...

jajajajaja!
és foto rollo: Ding, dong? quién hay en la puerta?
jejeje molt molt xula!
i el gorrito m va fer molt de servei la setmana passada!

misako mimoko dijo...

qué buena!! ya tenía ganas de verla!!
es un poco siniestra jajaja!
somos los tres follets!!

un regalo precioso, a gabi le doy mucha envidia.
tengo que aprender a a tejer uno verde para regalárselo!!
ah! y lo del régimen... si lo vas a hacer en serio nos lo dices y este sábado lo empezaremos, haremos una reunión super dietética!!